jueves
    feb072019

    Diario de un canalla - Leyendas II

     

    «Azul» en InstagramMe despierto a veces temprano, hoy fue una casualidad porque pensé que era viernes y tengo una cita importante, la alarma hace meses que suena una vez a las 7 am y una segunda vez a las 8, cabe destacar que ya me acostumbré a ella y solo es una molestia menor que forma parte de mi día a día, el café no tarda y tampoco el desayuno, solo en mi habitación, como un hikikomori, desato mi ira en las redes sociales, todo me es ofensivo, critíco que el mundo se está yendo a la mierda y con él, mis comentarios, sexistas, sexófobos y homofóbicos en menor escala, no pongo menor escrutinio a mis opiniones, en realidad no me importa que no sean de agrado, siempre quiero que sean también odiadas, porque significa que tengo razón, que no importa que sea un canalla, al fin de cuentas las reacciones de las personas son las que me importan. Algunas personas que no conocen mis opiniones a fondo pensarán que soy un tipo fino y de buenos gustos, anticuado y quizá un nerd. Me halagan a veces cuando dicen que soy inteligente, pero un pendejo se conoce mejor a sí mismo y desde mis adentros los desprecio, sé que no soy inteligente, si lo fuera, en primer lugar no estaría hablando con gentuza, el café hace parte esencial de mis mañanas, no soy de los que dicen que no funcionan sin café, solo pienso que el café me transforma, a veces en alguien que puede hablar miles de cosas a la vez y otras en un osado hijo de puta. Me obsesionan las redes sociales, comparto opiniones y críticas a lo posmoderno, a mi generación, a todo lo que me parece una agresión a la cultura y a la uhmanidad en sí, prendo la música y la transformación inicia, no diré qué música me gusta, no quiero parecer un snob, siempre quiero ser cualquier cosa, menos un maldito idiota que hace algo por la moda, me rodea una cultura de mierda, la radio es insoportable, el bus, viajar en bus a veces puede ser tan relajante, quizá relajante cuando son viajes fuera de la ciudad, y sin música de mierda o personas apretando. Hoy es un día cualquiera, amanecí odiando más de lo normal, debo confesar que sufro e iras, iras que me arrojan a el teclado, para denunciar lo tanto que odio algo.

    miércoles
    ene302019

    Leyendas I

     

    Una cruz en un cementerio.
    Llamada telefónica de marzo 8, 2013
    ELLA  —Bien mi cielo, ¿y vos? 
    ELLA —¿Y eso por qué?
    ELLA —Lo siento, ¿de verdad no salió? ¿y eso por qué?
    ELLA —¡Respóndeme!
    ELLA —Oh, ya… No practicaste lo suficiente, ¡qué mal, porque es un buen trabajo.
    ELLA —No te ignoro, he respondido todos tus mensajes… ¿y qué rayos es es DM?
    Al siguiente día (mensajes de texto)
    ÉL —Pero me refiero a que respondes cada dos horas, a eso y no me decís por qué.
    ELLA —Es que ya te he dicho por qué es, no me cae ninguna notificación de mensajes a mi celular, por eso es que tardo.
    Días después un mensaje de texto, un 15 de marzo 2013
    ÉL — :/ Lo siento 
    Ella responde ese mensaje de texto un 24 de marzo 2013
    ELLA —¡Gatito! Hola, lo siento
    ¿Me perdonas?
    Carta de ÉL a ELLA, fechada 24 de marzo 2013
    —Sabes, lo triste es que he sentido enojo contigo, aunque te lo mereces, es mi culpa. Por meterme en tu vida, por creer que me quieres. Nunca he deseado renunciar a vos, ni dejar de quererte. ¿Qué puedo hacer para que me quieras? no lo sé. No soy lo que buscas. Nunca me sentí con tanta esventaja, porque nunca me tocó competir por una mujer, nunca tuve que sentir que por mis condiciones sociales tuviera esa desdicha, a ser un rechazado, un inutil, al que solo le queda la opción a mirar desde lejos, a sentir y desearte. Y estas, las palabras, que aunque me entierran a lo lejos y nada me favorecen, quisiera ser lo que quieres y complacer tus pretenciones, pero, ¿para qué me voy a engañar? No soy nada de eso, a veces quisiera, pero me doy cuenta que me engaño a mí mismo. No tengo nada que perdonarte, no has hecho nada de lo que te sientas que necesitas perdón, no soy nada más que febríles intenciones, y pues, no puedo hacer ya nada. Y como siempre, sigo sin entender muchas cosas, y como un vagamundo confundido; así sin vos, sin tu amor, sin comprender por qué, cómo, cuándo y hasta cuándo… tu suerte es que no sabes lo que siento, no tienes tiempo para sentirlo, de nada me sirve intentar, nada avanzo, nada obtengo, soy como una fuente que desprende amor para vos, que a veces me siento tan rebosante que siento que nunca se acabaría y lo único que necesito es que me quieras, que yo sea tu único amor y no ser un secundario.
    Carta de ella de finales de abril
    ELLA — No sé qué es exactamente lo que sientes, pero me lo imagino
    Y yo nunca te he juzgado por tus condiciones sociales, no sé a qué viene eso.
    Hicimos el intento, tuvimos nuestra oportunidad, te di todo de mí como a nadie nunca se lo había intregado, solo que no sé qué salió mal, dímelo tú… :/
    Yo siempre he deseado tu felicidad, nada más, pero al parecer no pude lograrlo, fracasé. Y me lamento por eso, creo que sí, de alguna manera extraña, debo decir que… lo siento, yo no te quiero lejos de mí, nunca he querido llegar a eso, pero siento que ya no podemos ni llevar las cosas en paz. Díme, ¿qué más podemos… hacer?
    Chat en agosto
    ÉL — No quiero ser la segunda persona en tu vida
    ELLA — Nunca he dicho eso
    ÉL — No lo dices, pero eso es lo que siento, aunque no lo pienses de esa manera, así me siento.
    ELLA — :/
    ÉL — Deseo encontrar la manera de hacerte sentir bien, mis deseos nunca han sido que estés lejos
    ELLA — No sé, no entiendo por qué lo interpretas de esa forma, podría referirme a ser amigos…
    ÉL — Como vos lo has dicho antes, que no tengo el derecho para reclamar nada, porque todo lo que siempre te he reclamado es amor y atención, no te culpo nada, pero, ¿qué puedo yo sentir ahora? Y es que por eso me siento en esta desventaja, quisiera perder mi memoria y estar en blanco, sin pensar, para no sentir más.

     

    jueves
    ene242019

    Quizá fue una hecatombe de esperanzas

    Sé que estás en algún lugar, quizá estás durmiendo, leyendo, viendo el Facebook o haciendo el amor, quizá estés preocupada por algo importante, feliz por un buenas noches, por una sonrisa, por un adiós después de pensar tanto en esa persona, quizá estés soñando, quizá ni lo recuerdes, quizá te despertaste  porque sentiste que alguien te miraba, tuviste la sensación que alguien pensaba en vos, que alguien inventaba mil historias y que eras feliz, triste, tonta y qué sé yo, quizá estás esperando esa notificación, abrazas con fuerzas el celular y cierras los ojos en la oscuridad de tú cuarto, entre las cobijas, entre la soledad de tu corazón, quizá estás llena, rebozando de amor, loca, extasiado, demente y caliente, pesada, tierna, inquieta… el quizá de los quizá siempre en la esquina, quizá en tu mente esté el quizá, quizá resumiendo el día, ahogándote en lágrimas, quizá destruyendo la humanidad, quizá volviendo al pasado, pensando en las cosas que pudiste haber dicho mejor, pensando que pudiste haber ido por otra calle, no haber tomado café, haber esperado más, ser menos paciente, haber hecho caso, correr, cumplir esa fantasía, no haber divulgado tus secretos haber sido más abierta, ser menos seria, más loca, menos amiga y más egoísta, quizá diste más de lo que tenías que haber dado, quizá no había opción, no pudiste dormir, no te importó el mañana, te atreviste, fuiste tímida y volviste al inicio, en ese lugar en que estás, solo sos vos sin importar lo que tengas en mente, la ropa que lleves puesta o la que yazcas desnuda al placer, al oprobio, a las tinieblas o al misticismo. Con quien estés, con quien deseas estar, con quién no quieras estar, pensar, oír o amar, odiar o despreciar, extrañar o pensar fugazmente, probablemente no quieras ser argumento, no quieras ser ese alguien, o lo deseas con fervor, o pienses que solo en novelas o libros pase, o a alguien que conociste, o simplemente a la amiga de un amigo o amiga, no importa si tienes frío o estás que no te importa que el sudor esté en todas partes, o la soledad te tenga en mundos sombríos, pensando en el amor que perdiste, en aquel que no dejaste crecer, en el que se te fue, el que hizo todo por vos pero no apreciaste, el que siempre estuvo, el que te dejó con las lágrimas vivas, el que te consoló, la persona que te hizo feliz pero que sabías que no iba a ser eterna, a todas esas opciones, a las que despreciaste, a los que no les contestaste mensaje porque estabas ocupada, porque no podías responder porque alguien estaba contigo, a los que quisiste decirles algo y no te atreviste, a aquel que esperó horas y horas a que salieras y nunca apareciste, las llamadas que nuca contestaste porque te daba coraje que aun así insistiera. Vos, ella, aquella, esa; que siempre vivirá en ese, aquel, y los que te quisieron. Una vez que te despiertas de súbito y buscas a tu lado pero no encuentras nada es que te das cuenta que todo solo es ya una memoria, a veces creerás que solo fueron sueños,  pero esa imagen se quedará para siempre, esas fotografías permanecerán en tu galería digital y quizá con el pasar del tiempo, vuelvas a buscar entre ese montón de fotos, esa en la que ella aparece, caminando, por esa acera, con su blusa carmesí, sus jeans negros y su sonrisa eterna y recitarás los poemas más tristes de Benedetti, los buscarás en YouTube y pasarás las horas, con esa tonada de piano…

    «quizá fue una hecatombe de esperanzas

    un derrumbe de algún modo previsto

     

    ah pero mi tristeza solo tuvo un sentido»

    domingo
    ene132019

    Opinión enero trece 2019

    «Sigan eligiendo corruptos» Tomada un 1 de diciembre 2017, el día de los saqueos en Choloma

    En mi opinión no hay posición política más descarada y nociva que la de estar a la izquierda, eso no quita las cosas negativas que suceden en otros polos, corrupción, narco, violencia, abuso a los derechos humanos y un in fin de etcéteras que me podrán decir que hay en la derecha y que niegan que existe en la izquierda amorosa, tolerante y amistosa con los derechos individuales. Decir que estas cosas suceden por injerencias extranjeras (usted escoja el nombre que prefiera) es ser un tonto si cree en la falsa dicotomía de «esto es esto y si no es eso es otra cosa pero ignorando otras alternativas», y claro que estamos en el radio de influencia de la potencia vecina, así ha sido desde las pseudoindependencias, hemos sido las perras de los británicos y sufrimos los abusos comerciales (pero las élites criollas no) y los «emprestitos» (investigue usted los préstamos sobre el ferrocarril) Sí, ellos ponen (escogen) el gobernador que les favorece, es normal cuando se es un país bananero. ¿A quién va Honduras a protestar por ser ninguneada? Al amo del norte no le importa lo que un bicho piense. Hay motivos para no aceptar el socialismo del siglo XXI, y usted dirá que no sé nada y tiene razón, no sé nada de socialismo. Y me van a poner epítetos curiosos, y no me sorprende, pero me causa gracia. Si usted quiere ideología de género, feminismo rancio, clínicas de aborto, destrucción de la familia tradicional, que a sus hijos los eduquen diciéndoles que «hay niños con vulva y niñas con pene», y un largo etcétera.  Pero me van a llamar «machista, retrógrado», también se van a burlar de mí llamándome «capitalista» y preguntarme capciosamente por «mis medios de producción». También me van a decir de lo avanzada que está Bolivia y que por eso debemos ser socialistas como ellos, me van a hablar bonito de Evo, que es buen presidente y muchas otras cosas, pero van a ignorar que utilizó la misma táctica dictatorial de JOH para reelegirse y algo llamativo del caso es que el aimara solicitó una consulta popular y los bolivianos no dudaron en hacerla y decirle no a su sulicitud para modificr la constitución, constitución que él mismo forjó antes, y ¿por qué ya no hablan del ex presidente Correa y de Lula? ahhh, porque uno anda huyendo de la ley y el otro está preso. País dividido, desigualdad económica persistente, violencia e impunidad, corrupción, narco… parece que hablamos de un país como Venezuela pero somos nosotros. Me causa un poco de risa cuando alguien que dice ser antiimperialista sea un fiel consumidor de productos y cultura gringa. Y no mencionaré casos como Cuba y Venezuela, me parecen ya demasiado trillados.

    martes
    dic252018

    No subestimen al Heavy Metal

    Ya llegó la plaga, le gusta bailar.

    Podrá ser ruidoso, vulgar y nada amigable con los wimps (poseros). Ahora, ¿quién vio la película «El bueno, El Malo y El Feo»? Bueno el caso es que hace poco vi una interpretación de la canción de la banda sonora por una orquesta danesa.

    Mucho se ha dicho y poco se ha comprendido, el jevi no es para cualquiera, pero a veces me da asco algunas personas que se creen superiores solo porque aparentan “vidas metaleras”, sí, son esos que creen que hay un solo estilo de metal que es bueno y los demás estilos son mierda, y en lo único que podemos estar de acuerdo es que el reguetón es una mierda.

    ¿Y qué es un hombre sin cultura? alguien siniestro que apuntará con el dedo lo que está mal pero nunca explicará y tampoco rectificará sus errores.

    Por eso, intuyo, no, yo digo que el metal es la expresión agresiva de la música con alma, seguramente Beethoven hubiera sido metalero, Vivaldi y muchos otros grandes de la música… y no es una suplantación, no creo que el metal quiera suplantar lo clásico sino una reencarnación, y también los músicos del metal unos héroes que buscan en las raíces de la música una forma para traer de nuevo a la vida a los grandes, porque mucho en el metal está expresado, re-interpretado y asimilado de la música clásica y solo es cuestión de unas búsquedas en youtube como por ejemplo: «vivaldi goes metal» y te encontrarás con esta joya Vivaldi - four seasons ( winter metal version )